Miércoles, 29 Marzo 2017 20:00

¿Ampliar la democracia?

Desde el año pasado se viene discutiendo la posibilidad de “ampliar la democracia” con el fin de que nuevos actores puedan intervenir en ella, el tema fue central en el plebiscito y la expresión se le ha vuelto común a muchas personas. Pero, ¿qué significa “ampliar la democracia”?... ¿era que estaba cerrada?

Hay que poner cuidado, porque bajo esas palabras "talismanes", se da el transbordo ideológico inadvertido, expresiones que se repiten con fuerza propagandística al mejor estilo de Goebbels y han logrado hacerle creer a muchos que vivimos en una suerte de dictadura en la que no se puede participar, como si la Constitución de 1991 fuera restrictiva en esta materia. Cuando es todo lo contrario, todos sabemos que cualquier colectivo hoy tiene la capacidad de conformarse como partido o movimiento, que la Constitución fortaleció la participación, solo que lograr estar en un órgano de representación popular y mantener su personería jurídica para tal fin implica trabajar para ganarse la confianza de sus votantes y por supuesto tener un número suficiente de ellos con el fin de ser verdaderamente representante de una parte de la sociedad. Ahora bien, las prácticas dictatoriales que se le ven a algunos son justamente atropellos a ese sistema y por eso hay que denunciarlos, pero el sistema democrático del Estado que tenemos en sí mismo, como modelo es amplio e incluyente.

Si jugamos limpio, la democracia por definición es amplia, recordemos que es la soberanía del pueblo. Por tanto de lo que es urgente hablar es de la necesidad de fortalecer la democracia, esto es tener partidos y movimientos más consolidados, con buenos líderes, con idearios claros y distintos que cumplan de verdad la función de representar a los distintos sectores de la sociedad. Y valga hacer claridad en este punto, se trata de representar una parte no la totalidad, pues la totalidad estará dada por la suma de las partes en los espacios de discusión, como lo es el Congreso de la República. Un movimiento o un partido que quiere representar a todos, termina por perder el norte, se convierte en lo que se denomina un partido “atrapatodo”, una maquinaria a la que solo le importan los votos y los acuerdos burocráticos, mas no los programáticos porque carece de ideas claras para entablar diálogos y a menudo suele camuflar intereses particulares no se enfoca en el bien común.

Fortalecer la democracia es hacer que se respeten los derechos humanos (especialmente la vida y la libertad), también pasa por atacar la corrupción en todas sus formas, es intentar que las normas se cumplan y que quienes tienen la misión de elaborarlas tengan al menos la autoridad moral para hacerlo. En otras palabras, se debe aspirar a que la persona que ocupa un escaño en el congreso o el solio de Bolívar, pueda ser llamado “honorable” o “excelentísimo”, no por una formalidad sino porque también lo merezca.

Fortalecer la democracia no es regañar al abstencionista, implica preguntarse por qué esa persona está cansada del sistema, algo nos está diciendo ese país silencioso. Fortalecer la democracia es que los ciudadanos conozcan mejor su Constitución, se apropien de ella y la hagan respetar; que tengan la capacidad de discutir, proponer, oponerse a las ideas desde un diálogo sano, sin necesidad de ofender o etiquetar a quien habla, sino tener la apertura de la escucha. Fortalecer la democracia en último término es recordar que ella nos exige ciudadanos mejor formados, a tal punto que sepan reconocer las bondades del sistema que tienen, las oportunidades de participar tan amplísimas que existen y no coman cuento cuando algunos dicen que hay que “ampliarla” solamente para terminar cambiando normas que les facilite llegar al poder y de paso debilitarla, por no decir acabar con ella.

 

 *Beatriz Eugenia Campillo Vélez (Magister en Filosofía, Politóloga)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

logo beatriz campillo

beatrizcampillo@gmail.com
Medellín - Colombia
Teléfono móvil: whatsapp (57) 311 3636953

© 2017 Beatriz Campillo.
Todos los derechos reservados.
Desarrollado por mafee publicidad

Search